Inicio » Noticias » En nutrición siempre que hacés «A»…ocurre «B»

En nutrición siempre que hacés «A»…ocurre «B»


Sí, no te sorprendas, en nutrición es así. Toda elección tiene su resultado. Todo consumo tiene su efecto. Todo alimento […]

Sí, no te sorprendas, en nutrición es así.

Toda elección tiene su resultado.

Todo consumo tiene su efecto.

Todo alimento elegido impacta favorablemente o negativamente en tu salud siempre dependiendo de lo que elijas.

Si bien es cierto que en medicina casi todo depende del huésped (o sea de vos, de tu cuerpo y de tu inmunidad) en nutrición hay ciertas situaciones que se dan sí o si.

Por ejemplo:

1) Si consumís hidratos de carbono simples (como el azúcar) o hidratos puros sin fibra (como las harinas blancas) ………la absorción del hidrato es rápida……aumenta la insulina en forma de pico insulínico…..aumenta la lipogénesis que hace que tu cuerpo se ponga a generar grasas.

2) Si no hacés actividad física…..solo gastas las calorías de tu metabolismo basal….disminuyen las calorías que gastas a lo largo del día…..es más probable que mantengas o aumentes tu peso corporal.

3) Si consumís en forma cotidiana bollería industrial……vas a acostumbrar a tu centro del placer a esos alimentos que contienen grasas saturadas y azúcar añadido…….esto se va a hacer un hábito cotidiano y……..va a ser más difícil volver a los alimentos verdaderos.

4) Si la única respuesta a tus emociones es «comer»…….tu cerebro va a aprender rápidamente esta ruta y…… cada vez que tengas una emoción (buena o mala) tu cerero te va a pedir comida.

5) Si pasás muchas horas sin comer……la próxima comida va a ser mucho más copiosa y abundante …..te va a resultar más difícil encontrar la sensación de saciedad….lo vas a lograr pero con un esfuerzo cognitivo mucho mayor.

6) Si deseás mucho un alimento y te restringís……….más tarde o más temprano igual lo vas a consumir y con una porción mucho mayor que la habitual y……va a aumentar la “sensación de descontrol y angustia”

¿COMO SORTEAR ESTAS SITUACIONES PRE-ESTABLECIDAS POR NUESTRO CUERPO?

Lo importante es CONOCERLAS, por eso las describí más arriba. Una vez que las conozcas y las hagas conscientes el segundo paso es NO EXPONERSE a ninguna de ellas porque el efecto «causa….consecuencia» se da en forma automática.

Pequeñas modificaciones en cada una de estas circunstancias hacen grandes diferencias en el resultado final.

Te sugiero entonces que empieces a modificarlas así:

1) Cada vez que vas a comer alimentos con hidratos de absorción rápida agregarles en el mismo momento un alimento con alta cantidad de fibra

2) Incorporar la actividad física, aunque sea paulatinamente,  2 o 3 veces por semana para empezar y luego ir aumentando

3) Lograr que el consumo de bollería industria sea «eventual no habitual» y comer estos alimentos más despacio, disfrutándolos más y agregándoles una fibra para que también su absorción sea lenta

4) Aprender a aceptar y darte permiso para sentir las emociones que tengas que sentir sin recurrir a la comida

5) Durante las horas diurnas hacer por lo menos 3 o 4 comidas en los horarios con más sensación de hambre

6) No restringirte. Permitirte el “antojo” como parte de tu alimentación, sin culpa y con disfrute

PARA RECORDAR: En la nutrición hay muchas situaciones pre-establecidas que se pueden modificar mejorándolas.

Aprender, asesorarte con un profesional competente y luego decidirte a hacer los cambios que tenés que hacer es el punto A….y el B es que vas a lograr todo eso que estás buscando.

Lácteos Mamuu

Triquinosis

Plan Ganadero Provincial 2023

Industrias

Quemas Prescriptas

Las más vistas de la semana

Noticias populares

Conectate